Sacre coeur

No me suelen ir demasiado las lanas con “pelillo”, pero los colores y la suavidad de la lana Drops Kid Silk me resultaron tan atrayentes que tenía que probarlos. Aquí dos ovillos de 25 gramos (la prenda es ligerísima, pues) han dado vida a un Sacre Coeur, de Nim Teasdale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *