Çhispas rosadas

A veces eliges y compras la lana pensando en un patrón concreto y otras veces tienes una lana ya comprada (porque muchas veces las compramos sin saber para qué van a ser porque nos entran por los ojos, no nos engañemos…) y de pronto te encuentras el patrón perfecto. Eso me pasó con esta madeja de Merino singles de La bien aimée, a la que de inmediato le encontré destino al ver el chal Nurmilintu, el escaparate perfecto para los cambios de color de este hilo tan suave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *